Bachillerato

El Bachillerato es una etapa que pretende ayudar a nuestros alumnos a capacitarse tanto para la vida universitaria como para el mundo del trabajo. Nuestro objetivo es ayudar a nuestros estudiantes a adquirir las competencias y herramientas necesarias para que puedan desarrollarse con éxito en los ámbitos académico, personal, y relacional.

Consideramos que los alumnos de esta etapa caminan hacia la madurez y para ello deben descubrir su propia vocación. Nuestra labor es la de acompañarlos en el proceso para que tomen su decisión de forma libre, autónoma y responsable. A lo largo de este tiempo, ofrecemos distintas propuestas formativas (mesas redondas, visitas, contactos con empresas…) que les ayudan a tomar la decisión que les haga plenamente felices y a descubrir el sentido de sus vidas.

El espíritu de familia tan característico de la congregación de Jesús María sigue presente en Bachillerato. En esta etapa buscamos (en distintas actividades a lo largo del año) fomentar la implicación y colaboración de los alumnos con sus compañeros de etapas inferiores. Además, como en la E.S.O., los alumnos nuevos que llegan al colegio son acogidos por los alumnos ayudantes, que se encargan de facilitarles su integración.  El objetivo es que todos sientan al colegio como su segunda casa.

 

La educación que impartimos, en el día a día, busca la atención individualizada de los alumnos. Para ello los tutores y los profesores, en un clima de cercanía, confianza, pero no exento de exigencia, buscan sacar lo mejor de cada alumno. Entendemos que los estudiantes (como cualquier persona) trabajan más y mejor, cuando se sienten comprendidos y apoyados.

 

Como colegio cristiano y evangelizador, pretendemos que nuestros alumnos vivan la experiencia que tuvo Santa Claudina, fundadora de la Congregación Jesús María, de un Dios bueno y misericordioso. Para ello, la educación impartida en el colegio intenta ayudarles a experimentar y sentir la bondad de Dios. Algunas de estas acciones, entre otras, son celebraciones, voluntariados, convivencias cristianas… Estamos seguros de que el encuentro personal con el “buen Dios” los convertirá en hombres y mujeres comprometidos con la construcción de un mundo más justo, fraterno y solidario.

 

Entendemos que una variable muy importante en la educación de los alumnos pasa por tener una relación cercana, fluida y frecuente con las familias. Por ello, fomentamos una estrecha colaboración con las familias para conseguir el objetivo de unificar criterios y así ayudar a nuestros estudiantes a que se vayan haciendo cada vez más protagonistas y responsables de su proceso de aprendizaje

En esta etapa, de forma especial, se pretende que nuestros alumnos que ya han ido adquirido, a lo largo de la E.S.O, las competencias necesarias para trabajar de forma autónoma y proactiva, las desarrollen para prepararse para su etapa universitaria. De manera especial deben ser capaces de aprender a aprender, trabajar cooperativamente, presentar en público y tener iniciativa, pues es fundamental para incorporarse como adultos a una sociedad cambiante en la cual uno tiene siempre que ir adaptándose y formándose continuamente.

 

La excelencia académica, entendida como que cada alumno aprenda de forma continua y progresiva con un espíritu crítico y de mejora continua, le permitirá alcanzar los mejores resultados.  Para ello también fomentamos el trabajo constante, el esfuerzo, la curiosidad y la responsabilidad, como fundamentos que permitirán que cada alumno desarrolle las competencias que le permitan acceder a la carrera universitaria deseada y estudiarla con éxito.

 

La actividad física, el deporte, el grupo de teatro, el coro de música… son actividades fundamentales en el colegio, y en especial en esta etapa educativa de Bachillerato.

 

Otros aspectos importantes de esta etapa de Bachillerato, y en línea con una formación integral, son aquellos relativos a la flexibilidad, el trabajo en equipo, la creatividad, y una sólida formación en aspectos éticos y morales, tan importantes hoy en día en el mundo laboral y personal. Para el desarrollo de estos objetivos, buscamos proporcionar a los alumnos distintas experiencias de vida que abran su mente y su mirada sobre la realidad.

 

De esta manera podrán tanto obtener unos buenos resultados académicos que les permitan elegir con libertad y responsabilidad la carrera que desean, como desarrollar todas sus capacidades humanas que les harán jóvenes felices, realizados y que contribuyan al bien de la sociedad.