Educación Infantil

En la etapa de educación infantil trabajamos las diferentes áreas de aprendizaje de una manera globalizada y desde un enfoque constructivista para que el aprendizaje sea significativo. Intentamos respetar los distintos ritmos de aprendizaje, fomentando un clima de confianza, seguridad y de familia.

La metodología se basa en el juego y la manipulación. Nuestro objetivo principal: Guiarles y ayudarles para que consigan las competencias básicas necesarias en su desarrollo como personas en todos los ámbitos.

 

Para ello, trabajamos su desarrollo motor a través de la estimulación temprana mejorando sus habilidades y destrezas a la vez que facilitamos el desarrollo de su autoestima, autonomía, motivación, así como el conocimiento de sí mismo y de sus limitaciones.

 

Para el desarrollo de la competencia cognitiva ponemos en práctica el razonamiento lógico matemático y la lectoescritura a través de métodos basados en las inteligencias múltiples y en el aprendizaje cooperativo.

 

Fomentamos el aprendizaje por proyectos promoviendo su curiosidad y las ganas de aprender.

 

El aprendizaje de la Lengua inglesa se realiza a través de un método fonético, apoyado y reforzado con personal auxiliar nativo.

 

Damos gran importancia al desarrollo de las competencias para la vida en sociedad: actitudes de respeto hacia uno mismo, el entorno y los demás.

colegio-jesus-maria-juan-bravo-infantil
colegio-jesus-maria-juan-bravo-alumnos-infantil

La educación emocional y trascendental es fundamental dentro de nuestros objetivos fomentando espacios y momentos de relajación a través de nuestro proyecto de interioridad JM. Les ayudamos desde pequeños a descubrir y querer a Jesús y a María.

 

Promovemos la competencia digital mediante juegos interactivos con la pizarra digital. En un futuro no muy lejano, incluiremos Tablets en nuestras aulas de Infantil.

Las actividades de Plástica y Música son parte inherente de la metodología globalizada que se lleva acabo en nuestra etapa.

 

Trabajamos para desarrollar el sentido de la iniciativa y el espíritu crítico para que puedan desarrollar actitudes autónomas, de confianza, creatividad y curiosidad… Que sean capaces de solucionar problemas y trabajar de forma individual y de equipo.

 

La evaluación en educación infantil es global y continua a través de la observación directa, siempre partiendo de un diagnóstico inicial para saber el nivel con el que parte cada uno de nuestros alumnos. Para nuestra evaluación final tenemos en cuenta tanto las capacidades académicas del alumno como las humanas y su particular proceso de aprendizaje. Buscamos siempre dar una educación humana y de calidad.