ESTUDIAR BACHILLERATO DE HUMANIDADES EN JESÚS-MARÍA

PORTADA HUMANIDADES

Estudiar humanidades me ha ayudado a no quedarme en la apariencia de las cosas, en lo externo, sino a ir al trasfondo, al origen (con las lenguas clásicas, el origen de nuestra lengua, en cuanto a lo etimológico. Con la filosofía, pues ésta trata de ir a la raíz de los problemas).

Me ha permitido tener una visión global del mundo, teniendo la oportunidad de conocer el presente a través del pasado, aprender del mundo griego y romano , y ver la influencia que ambos tienen en la actualidad, pues han sido la base para constituir el derecho, la oratoria, la cultura y muchos más factores del mundo actual.

Las Humanidades han potenciado mi racionalidad. Tener una visión tan amplia del mundo y del hombre me ha abierto la mente. Me ha enseñado a organizar mejor mi pensamiento, a escuchar diferentes opiniones a la mía y a tener curiosidad por lo que piensan. Sobre todo, puedo decir que he aprendido muchas cosas nuevas.
fOTO 1
Por último, he podido comprender el gran significado del arte para el hombre y su afán por encontrar la verdad, la belleza y la bondad en éste, pues al fin de al cabo no todo se reduce a la ciencia como se tiende a pensar actualmente, porque por encima de todo somos personas.

Dejando aparte todas las cosas que he aprendido en esta etapa y todo lo bueno que me llevo de ella, debo decir que he tenido la gran oportunidad de ser el único estudiante de Humanidades de Bachillerato, lo que me ha permitido tener una atención exclusiva y una profundización increíble en aquellas materias en las que me encontraba sólo, convirtiéndose en una clase particular, y por ello me siento muy agradecido al colegio.

Fernando Frías

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR